MARCA RUNNER ASTURIAS #038
CÉSAR PINA, FEMPA Y LAS CARRERAS DE MONTAÑA

César Pina es miembro de la vocalía de carreras de montaña de FEMPA, Federación de Escalada y Montañismo del Principado de Asturias. César, de hecho tu eres escalador también ¿no?

Sí, algo hacemos, bueno en realidad no hago nada bien pero toco todos los palos (risas)

En FEMPA eres responsable del área de arbitraje y homologación de carreras... ¿eres el que se encarga de los recorridos?

Sí. Bueno, en realidad el trabajo de ser responsable de arbitraje es sencillo, es simplemente coordinar con las carreras la designación de árbitros y poco más. Y luego, el tema de homologación de carreras de montaña abarca un poco más. Aparte de los recorridos, miramos las medidas de seguridad de la prueba, que cumpla con todos los requisitos legales a nivel de permisos, que exista un plan de seguridad y evacuación, que haya servicios médico, que haya ambulancia... es un tema un poco más complejo. Luego, una vez la carrera homologada, los árbitros tienen que encargarse de comprobar que la prueba si respeta esa homologación.

Ha terminado hace nada la Copa de Asturias...

Sí, la Copa de Asturias de Carreras por Montaña. La temporada se divide en campeonatos y copa. Hay un campeonato de Asturias en línea, que este año se celebró en Moal, un campeonato de Asturias de larga distancia, que fue en la Carrerona del Agua, y luego la Copa de Asturias, que en principio iban a ser seis pruebas. A última hora el Pienzu mo entró en Copa y quedaron cinco pruebas. Y de esas cinco puntuan los cuatro mejores resultados.

¿Qué balance haces de este año?

Nosotros este año, la nueva vocalía, nos subimos un poco en marcha, con la temporada ya empezada, porque hubo unos cambios dentro del organigrama de la FEMPA y nosotros entramos de nuevos. Y para nosotros era un reto, con la temporada ya empezada, con todo el calendario hecho, sacar adelante la Copa. ¿La valoración? muy buena. Nosotros desde la FEMPA estamos contentos sobre todo con el esfuerzo que pusieron los organizadores en hacer unas pruebas merecedoras de estar dentro de la Copa... sobre todo que cumpliesen con los baremos que nosotros valoramos más, que es el tema de seguridad jurídica y seguridad física para los corredores. Y una vez terminada la temporada, la valoración es muy alta, a las carreras les ponemos un notable alto en ese aspecto. Y luego, a nivel deportivo, la Copa es un formato complejo, porque empieza en abril y se alarga hasta septiembre, son muchos meses y para los corredores estar durante tanto tiempo en forma a lo largo de la temporada es complicado. Hay corredores que la tienen marcada en el calendario y se dedican única y exclusivamente a hacer la Copa, y otros que enfocan objetivos a otras carreras.

Tú llevas muchos años metido en esto y también organizas carreras, cómo la de la Pisada del Diantre y el Trail de Villaviciosa-Cabranes, que eres de allí además...

Sí, soy de Villaviciosa, y a nivel organizativo empezamos con la Pisada del Diantre hace tres años, vamos por la tercera edición y el último fin de semana de abril del 2018 será la cuarta edicion. Y luego, un poco de rebote, nuestro club, el Club Deportivo Llamaillo y el Club de Montaña de Villaviciosa colaboraban en la Villaviciosa-Cabranes. Fue una carrera de la que salieron tres ediciones dentro del circuito de La Seronda Trail, después se salió del circuito y no salió adelante. Se intentó durante dos años pero las inscripciones no respondieron. Y el año pasado me lo plantearon cómo un reto 'échanos una mano, a ver si lo conseguimos sacar otra vez adelante'... y más por una cuestión de cariño al recorrido, porque pasa por delante de la casa dónde nací y por los lugares dónde corría y jugaba de pequeño, decidí apostar por la carrera y la verdad es que, aunque, siendo sinceros, no había muchas esperanzas de que saliese bien, al final fue un éxito.

Realmente hay muchísimas carreras de montaña. Hay muchísimas pruebas de todo, de asfalto... esto es una masificación total y es muy difícil que haya gente en todas las carreras

Ahora mismo tenemos un problema serio con el tema del número de carreras. Aparte de lo que comentas, que el número de corredores por montaña en Asturias es el que es, somos una región pequeña, con pocos corredores... pero hay muchísimo sitio por dónde correr y por dónde organizar carreras de montaña, y las carreras están creciendo de forma exponencial de año en año. Y está bien que haya muchas carreras y que los corredores tengan dónde escoger, porque yo soy de los que piensan que al final las carreras que van a quedar son las que lo hagan realmente bien. Pero sí existe un problema de infraestructuras. Sobre todo en una cosa que nos preocupa, que es la seguridad. Sacar a alguien que corre en una milla urbana y tiene un accidente es una cosa sencilla, lo evacuas y a doscientos metros tienes un centro de salud, pero en el monte no tenemos esa suerte. Sacar a alguien accidentado del monte es un tema complejo, y los medios que hay en Asturias son los que son, el GREM y el 112. Y hay fines de semana que en Asturias coinciden cinco carreras de montaña, y de forma habitual dos o tres cada fin de semana, y los servicios de rescate también nos transmiten esa preocupación, que los medios en Asturias son los que hay y no están solamente para atender las carreras de montaña. Los servicios de rescate de la Guardia Civil están para atender a los corredores, si hay una prueba, pero pueden tener que sacar a un escalador del Picu Urriellu o de Ubiña. Y el 112 lo mismo, tiene que abarcar desde las de montaña a las de asfalto...

... y sólo tenemos un helicóptero, luego hay que tirar del de la Guardia Civil. ¿Desde la federación estáis barajando alguna posibilidad de consensuar esto?

Sí, uno de los objetivos que tenemos marcado para el próximo año es intentar hacer un calendario más sensato, dentro de lo posible y de lo difícil que es. Nosotros sabemos que, al final, tratamos con organizaciones privadas y que nosotros podemos aconsejar y dar nuestra opinión, pero la decisión final es de ellos. Sí vamos a intentar que las pruebas que se acojan al paraguas de la FEMPA, y cuando decimos 'paraguas' es al seguro federativo de la licencia, cumplan con los requisitos mínimos que nosotros pedimos a las carreras que homologamos. Esto no quiere decir que todas las carreras se tengan que homologar, esa es una decisión que tomarán los organizadores, pero que todas la que quieran correrse bajo el paraguas de la FEMPA cumplan con unos requisitos minimos. Sí lo sacamos adelante el número de carreras va a bajar, eso seguro. Y luego nuestra idea es hacer una especia de calendario oficial. Las carreras que nosotros veamos que se esfuerzan en cumplir con unos mínimos, que son los que marca el sentido común, las meteremos dentro del calendario. Y las que no pues tendrán que navegar por libre. Y la idea es hacer una reunión, por lo menos convocarla, entre organizadores y hacer un calendario... sensato va a ser imposible, porque ahora mismo empieza en enero y termina en diciembre... en el que por lo menos se distribuyan las pruebas de una forma sensata. No puede ser que en un mes coincidan dos ultras, o tres ultras y un maratón o cinco pruebas de la Copa. Si intentamos que esas cosas no sucedan y todos ponemos un poco de nuestra parte, nosotros, los organizadores y los corredores, que al final son los que escogen, pues se intentará hacer un calendario sensato.

¿Pero al final todas estas carreras tienen que pasar por vosotros o no necesariamente? No es cómo, por ejemplo, en los coches, que hay un calendario de la federación de automovilismo, y si permite la federación se hace la carrera y sino no. ¿En el caso vuestro la pueden hacer queráis o no queráis?

Nosotros no damos permisos. En las pruebas que homologamos lo que hacemos es una auditoría de la carrera en la que certificamos que esa carrera cumple con los baremos de calidad que nosotros establecemos. Pero nosotros ni damos ni quitamos permiso, porque la autoridad que puede dar y quitar el permiso es, o bien el ayuntamiento, si es de ámbito municipal, o si toca más de un municipio, que sean dos o tres municipios, es el servicio de interior de la Consejería de Presidencia.

En el caso de los rallyes tienes que pasar por Tráfico o sino no te autorizan. Si aquí el Principado dijese 'tienes que pasar por la federación, sino no te autorizo la carrera, ya se canalizaría un poco más el tema... pero así ya tendría que estar todo el mundo federado para correr ¿o no?

Hombre... nosotros encantados, somos una federación, cuantos más federados tengamos mejor para todos...

... pero no se puede obligar a la gente a estar federada...

No, para eso están las licencias de día, que existen en montaña igual que en asfalto. Lo que si aconsejamos, porque al final para los organizadores también no deja de ser una ayuda, es tener un equipo federativo, que al final lo que hace es asesorarles y decirles 'esto lo tenéis que hacer así...' y que es gratuito. Cualquier organizador que esté metido en las carreras de montaña sólo tiene que llamar a la FEMPA y solicitar auxilio en carretera, se le va a asesorar y, por lo menos, que ese filtro lo pasen. Que nos llamen y nos digan '¿esto cómo lo tengo que hacer?'. Sí es verdad que ahora hay un proyecto de ley de la Dirección General de Deportes, del que todavía no tenemos el texto definitivo, en el que se dice que las carreras se van a regular. Y se van a regular todas, montaña, asfalto... quieren meterle un poco mano a todo. Y a nosotros sí nos pidieron ayuda. ¿Qué problema tenemos nosotros? qué a nivel humano estamos muy limitados. Si a nosotros se nos pide que evaluemos todas las carreras de montaña que hay en Asturias y veamos si cumplen con los baremos de calidad que establecemos, somos incapaces. Hay ahora mismo 120 carreras de montaña en Asturias, y arbitrando hay seis árbitros... es inviable. Ojalá pudiésemos pero humanamente no tenemos capacidad para hacerlo.

Tú que hiciste Travesera hace muchísimo años, cuando eran 'cuatro gatos', por decirlo de alguna manera... ¿de entonces a ahora cómo lo ves?

Cincuenta éramos cuando yo la corrí. Y, desde mi punto de vista, las carreras mejoraron. No todas, pero las grandes carreras que hay en Asturias mejoraron todas a nivel de seguridad. Y por seguridad hablo de marcajes, colocación de avituallamientos, servicios médicos, nivel de voluntarios... mejoraron. ¿Perdieron algo? perdieron encanto. Porque al final, en las carreras de montaña, y de eso somos culpables los organizadores, lo que hemos conseguido es domesticarlas hasta tal punto que en un trayecto de 30 kilómetros (hablo de la que conozco, la Pisada del Diantre) colocamos cerca de 3000 marcas... entre banderines, cintas de plástico... Al final ¿estás corriendo por el monte? Sí, estás corriendo en la naturaleza, pero una naturaleza domesticada. Eso, en las carreras del principio, yo corrí la Travesera 2005-2006, tu ibas corriendo y si en media hora no encontrabas una marca no te preocupaba... te decías 'ya encontraré alguna, alguna habrá'... pero es que era lo que había, no se sobremarcaba. Yo entiendo que ahora las carreras están pecando un poco de eso, están perdiendo ese encanto que tenían las carreras en el origen. Sí hay que decir a su favor que también en el cuidado del corredor y en seguridad las carreras mejoraron mucho.

Estaremos atentos a ver cómo evoluciona todo esto... pero antes de terminar, creo que tenías que darnos una primicia

Sí, el año que viene, la gente nueva que estamos en la vocalía de la FEMPA queremos apostar por la gente joven. Y con el reglamento actual los cadetes y los juniors no tenían sitio en las carreras de la Copa de Asturias, así que queremos sacar adelante una Copa de Asturias de 'speed trail', que son carreras de pocos kilómetros y muy poco desnivel, en la que puedan tener sitio los corredores cadetes y junior, con el fin de no quemar a la gente, cuidar un poco a los corredores jóvenes que vienen detrás en carreras que sean poco exigentes.

DEJA TU COMENTARIO:

¡COMPARTE!